0. Introducción.

La Dirección General de Seguridad Jurídica y Fe Pública, en su resolución de 23 de octubre de 2020 (BOE de 6 de noviembre de 2020), resolvió que es necesario que los miembros del Consejo de Administración que asisten a la reunión deben ser identificados para la inscripción del acto que acuerden, aun cuando concurran todos los que componen el órgano colegiado, al considerar que no es suficiente la genérica mención de que asisten todos los miembros del consejo.

1. Escritura de apoderamiento otorgada por el Consejo de Administración y su presentación a inscripción en el registro mercantil.

En el caso objeto de debate, el Consejo de Administración se reunió y acordó otorgar un apoderamiento de una sociedad mercantil. Una vez presentado el acuerdo a inscripción, la registradora mercantil de Toledo calificó negativamente el mismo y acordó no practicar la inscripción puesto que de conformidad con el artículo 97.1.4º II del Reglamento del Registro Mercantil, «[e]n caso de órganos colegiados de administración, se expresará el nombre de los miembros concurrentes, con indicación de los que asisten personalmente y de quienes lo hacen representados por otro miembro». En el caso de esta resolución, no constaba el nombre de los consejeros asistentes a la reunión del Consejo de Administración.

A la calificación negativa, el notario autorizante de la escritura de apoderamiento interpuso recurso gubernativo indicando que la propia Dirección General había declarado ya anteriormente que no era necesario relacionar nominalmente los consejeros asistentes a la reunión del consejo cuando en la certificación se hace constar que asistieron todos, lo que a su juicio es perfectamente lógico, pues la exigencia de la relación de consejeros asistentes es entendible cuando solamente concurren una parte de ellos; sin embargo, cuando asisten todos, no parece razonable albergar dudas sobre quienes sean los consejeros asistentes.

Lo particular de este caso radicaba en que el nombramiento del Consejo de Administración se había formalizado en un protocolo anterior del mismo notario, en el mismo día, y se había presentado a inscripción en el mismo registro en que se había presentado para inscribir el apoderamiento. Para el notario recurrente, no parecía lógico pensar que se hubiera podido producir un cambio en la composición del consejo.

2. Resolución de la Dirección General.

La Dirección General resolvió el recurso en el sentido de desestimar el recurso y confirmar la resolución al considerar que la regla 4ª del artículo 97.1 del Reglamento del Registro Mercantil dispone que «[e]n caso de órganos colegiados de administración, se expresará el nombre de los miembros concurrentes, con indicación de los que asisten personalmente y de quienes lo hacen representados por otro miembro». Además, declaró que en el artículo 112 del mismo texto reglamentario se incluyen dos pasajes de los que deriva la exigencia de consignar los nombres de los consejeros:

(i) Según el apartado 2 del citado artículo 112, [s]i los acuerdos hubieren de inscribirse en el Registro Mercantil, se consignarán en la certificación todas las circunstancias del acta que sean necesarias para calificar la validez de los acuerdos adoptados», por lo que la reseña de los consejeros asistentes parece ser el medio idóneo para comprobar el tracto sucesivo del artículo 11.3 del Reglamento del Registro Mercantil.

(ii) Según la regla 4ª del artículo 112.3 de citado reglamento del registro, «[e]n caso de órganos de administración no será necesario especificar cuántos asistieron personalmente ni cuantos por representación». Esta regla recién transcrita ofrece al Centro Directivo la conclusión de que sí que habrá de expresarse «el nombre de los miembros concurrentes», lo hagan personalmente o representados por otro miembro.

3. Conclusión de la Dirección General: Hay que reseñar a los consejeros siempre, aunque concurran todos ellos.

Para el Centro Directivo, el argumento de que hay que relacionar nominalmente a los consejeros cuando solamente concurran algunos de ellos, pero no cuando concurran todos, no parece de recibo.

Según dispone la resolución, lo que persigue el requisito debatido es comprobar que quienes han concurrido a la reunión son consejeros, se encuentran inscritos y son suficientes para la válida constitución de órgano. En cambio, esta comprobación no es posible cuando solamente se indica que asisten todos los consejeros que componen el consejo, pues en este caso no se identifica a los integrantes del colectivo al que alude. Nada cambia el hecho de que la escritura de nombramiento del Consejo de Administración se otorgase en el protocolo notarial justo anterior, puesto que el hecho de que sea improbable que se hubiera modificado la composición del Consejo no debe eliminar la oportunidad de control por el registrador mercantil.