La gran cantidad de empresas familiares que existen en el tejido empresarial español aconseja que en ellas se preste la debida atención a los protocolos familiares, como herramienta jurídica para poder regular las cuestiones inherentes a las características que presentan este tipo de empresas.

Nuestro departamento se encarga del asesoramiento, negociación, redacción y publicación de protocolos familiares, que son acuerdos en los que los protagonistas son todos o algunos de los miembros del grupo familiar y que tienen por objeto la empresa familiar. En estos pactos, se pretende regular la relación entre los miembros de la familia a fin de prevenir conflictos que podrían surgir entre ellos, o entre ellos y la empresa, con el objetivo de salvaguardar la viabilidad y la continuidad de la empresa en el tiempo.

Estos protocolos familiares, que se encuentran definidos legalmente como «aquel conjunto de pactos suscritos por los socios entre sí o con terceros con los que guardan vínculos familiares que afectan una sociedad no cotizada, en la que tengan un interés común en orden a lograr un modelo de comunicación y consenso en la toma de decisiones para regular las relaciones entre familia, propiedad y empresa que afectan a la entidad», pueden ser publicados en la web de la sociedad o en el Registro mercantil, pero solamente puede publicarse un protocolo familiar por caca sociedad.

Una vez publicado un protocolo familiar, los acuerdos sociales que adopte la sociedad en ejecución del citado protocolo familiar deberán hacer constar dicha circunstancia en la denominación de la escritura pública que los recoja, así como en la inscripción en el Registro mercantil.

¿En qué podemos ayudarte?

Si tu problema está relacionado con cualquiera de nuestros servicios, somos todo oídos.

Hablemos