0034 96 574 33 27 [email protected]

Abogados para Desahucios

965 743 327

¿Busca abogado especialista en desahucios?

El desahucio es un procedimiento judicial que implica el desalojo de una o varias personas de un bien inmueble del que están disfrutando, ya sea a título particular (vivienda) o profesional (local comercial), para que este vuelva a estar a plena disposición del propietario. Hay varias causas que pueden motivar un desahucio:

Desahucio por impago de alquiler

Uno de los motivos más frecuentes para recurrir a un procedimiento de desahucio es el impago de alquileres. Si los inquilinos se niegan a abandonar el inmueble, el propietario puede acudir a los juzgados y acreditar el impago de las rentas acordadas, solicitando de esta manera recuperar el uso y disfrute del inmueble (ya sea una vivienda o un local comercial) afectado.

En estos casos es conveniente que ambas partes, tanto arrendadores como arrendatarios, recurran a los servicios de un abogado con experiencia en procedimientos de desahucio. Con la nueva ley, aprobada en 2011, una vez iniciado el procedimiento existe un plazo de 10 días para abandonar la casa, ponerse al día de los pagos, o presentar las alegaciones pertinentes. Por ese motivo contar con asesoramiento jurídico profesional puede ahorrar a ambas partes muchos quebraderos de cabeza.

Desahucio por impago de hipoteca

Otro de los motivos habituales que suelen acabar en procedimientos de desahucio es el impago de las cuotas de la hipoteca, en cuyo caso la entidad bancaria puede iniciar el procedimiento.

 Los desahucios por impagos de hipoteca suelen ser procedimientos más largos que pasan por diferentes etapas: aviso del impago por parte de la entidad bancaria, posibilidad de entrar en la lista de morosos, interposición de demanda, subasta de la vivienda, y posterior desahucio. En todos estos pasos la asistencia jurídica de un abogado con experiencia puede ayudar a revertir la situación o permitir al propietario buscar la mejor salida posible para su situación.

Desahucio por precario

Hablando de desahucio por precario cuando las personas que van a ser desahuciadas del inmueble en el que residen, con o sin autorización expresa por parte del propietario, no tienen ningún título o contrato que les autorice para su uso. Para que exista precario es necesario, al margen de que no haya ningún contrato, que no se pague ningún alquiler.

El ejemplo más claro de desahucio por precario está en el desalojo de okupas, si bien también puede darse en otros casos como desahucios relacionados con herencias y divorcios, donde el propietario decide que las personas que estaban residiendo con permiso en dicho inmueble no deben seguir habitándolo, negándose estas a abandonarlo.

Podemos ayudarle

En Ferrer Asociados contamos con una amplia experiencia en la gestión de casos de desahucios. Contacte con nosotros e infórmese sin compromiso. Contamos con oficinas tanto en Jávea como en Moraira (Teulada).

Infórmese sin compromiso